LA ENERGÍA.

Qué mejor que hablar en términos de Energía al terminar el año
para que incorpores a tu vida este concepto y sus variantes.

Según el enfoque del Yoga, la energía y la materia tienen tres modalidades que se llaman TAMAS, RAJAS y SATTVA.

TAMAS está relacionada con los estados de inercia, apatía, letargo, confusión y abatimiento.

RAJAS con el impulso, la movilidad, la actividad, el anhelo, la ambición.

SATTVA con la armonía, la bondad, la pureza, la placidez.

Aunque no nos demos cuenta como somos también materia, durante el día respondemos a la influencia de estas fuerzas:

A TAMAS cuando estamos apáticos, abúlicos y sin fuerzas, torpes o indolentes.

A RAJAS cuando estamos dinámicos, activos, con voluntad e ingenio para hacer las cosas.

A SATTVA cuando nos sentimos serenos y en paz, cuando estamos armónicos y tenemos buena voluntad en el corazón.

Y así, esas tres formas de ser de la Energía, condicionan nuestra materia alternadamente, durante los días y los días.

Y a aquellos seres en los cuales una forma predomina sobre las otras se les llama TAMASICOS, RAJASICOS o SATTVATICOS.

Ahora que lo sabes, debes tratar de usar en tu provecho esos momentos ya que los vives, sin tener conciencia de ellos y sin darle por esto el suficiente valor.

Pero, debes estar atento:

Cuando estés en TAMAS (pereza, desgano) no te hundas.
Corres peligro de hacerlo.
No sucederá así si agregas a TAMAS una actitud conciente.
Así podrás aprovechar la quietud de TAMAS para poder reflexionar.
De todos modos si te sientes incómodo en ella, busca romper la inercia
Con una actividad o una actitud distinta, aunque sea impuesta.

Cuando estés en RAJAS (dinamismo, actividad, ganas de hacer) no te dejes
Llevar por ella hasta agotarte.
No sucederá si agregas a RAJAS, también una actitud conciente.
Así transformarás el apresuramiento, a veces torpe, en rapidez y eficiencia.

Cuando estés en SATTVA (armonía y paz) no tendrás problemas
-al contrario.
Salvo que quieras vivir siempre en ese estado, cuando aún no te haya
Llegado ese momento.
Vívelo con paz, pero teniendo presente que los otros estados, TAMAS y
RAJAS también forman parte de tu vida y aparecerán aunque no lo quieras
Y deberás estar atento para vivirlos bien.
De todos modos, el estado SATTVATICO vívelo y grábalo dentro tuyo
-no es tan fácil reconocerlo- para que en ciertos momentos difíciles
recuerdes que existe.
SATTVA –estado de paz y armonía en conciencia- te hará bien y hará bien
A quienes te rodean.

Algo nuevo para este año, verdad?
Aprende a vivir en términos de Energía.
“Si la comprensión es el puente entre los hombres, la Energía es su tesoro”.
No te parece?